Música Egipcia Antigua – Dios Seth

Publicidad

Seth. También Set; dios ctónico, deidad de la fuerza bruta, de lo tumultuoso, lo incontenible. Señor del mal y las tinieblas, dios de la sequía y del desierto en la mitología egipcia. Seth fue la divinidad patrona de las tormentas, la guerra y la violencia, también fue patrón de la producción de los oasis (dinastía XIX). Nombres egipcios: swtj (Suty), swtḫ (Sutej); también Setesh y Seteh. Nombre griego: Set (Seth). Deidad griega: Tifón.

Iconografía

Ser animalesco cuadrúpedo que resiste toda clasificación zoológica, indicio de haberse tornado extraño para los egipcios desde los primeros tiempos. Posee hocico curvado, orejas rectangulares y cola levantada, o forma humana con cabeza animalesca. La primera representación conocida se encuentra en la cabeza de maza del rey Horus Escorpión, un monarca de la dinastía 0.

Se ha interpretado la bestia que representó a Seth de muchas formas, aunque no se ha podido determinar con exactitud, aparece como cerdolebrelasnoorixcocodrilohipopótamoserpiente y pez, sus animales sagrados. También aparece como asno macho, oryx, o una serpiente con cabeza de asno. A veces, portaba cetro uas y el anj.

Mitología

Es un antiguo dios, originario de Nubt (Ombos), que posteriormente fue considerado deidad del desierto, uno de los dos ambientes que constituyen Egipto, que recibió como herencia de Gueb. Venerado, temido y odiado por su cualidad de protector-destructor, Seth desempeñó el papel de hermano envidioso, representante del mal, al integrarse en el mito osiriaco, e incrementarse la devoción y popularidad al dios Osiris. Durante el Imperio Nuevo se le consideró benévolo, siendo patrón de las armas, la guerra y de la producción de los oasis, haciéndose popular porque podía sembrar la confusión y la discordia entre los enemigos de Egipto.

Seth como dios protector

Seth fue asociado con las tormentas de arena, como dios del desierto, y protector de las caravanas que surcaban el país de los faraones. Debido a la extrema hostilidad del clima desértico, Seth era visto como extremadamente poderoso, por lo tanto como una deidad principal.

Pese a ser considerado la antítesis de Osiris, muchas de sus acciones se deben más a su anormal fuerza y carácter que a su maldad. El asesinato de su hermano fue motivado por envidia, dado que en el reparto Seth recibe de Gueb el terreno desértico, mientras que a Osiris le hace señor del Egipto fértil. Fue exiliado al desierto por su sobrino Horus, hijo de Osiris, en venganza por el asesinato de su padre.

Mientras que desde un principio se le acusa de ser el causante del robo del Sol y de traer la oscuridad se le considera un ser protector del faraón al final de la dinastía II, y durante la dinastía XV; a partir del Imperio Nuevo, también dios de la guerra y del ejército dinastía XIX, aunque por breve tiempo.

También es el encargado de proteger la barca solar de Ra (el dios egipcio que simboliza al Sol), que desde la proa, combate diariamente a la temible serpiente Apofis.

Epítomes

La forma alternativa de pronunciar su nombre stš (Setesh), y más tarde swtḫ (Sutej), designa su supremacía, donde sh-j significan “majestad”. La exacta traducción de Seteh es desconocida, pero usualmente se interpreta como “pilar de estabilidad”, significado asociado a la monarquía.

Seth, fue el “Señor del Bajo Egipto” en la época predinástica y en el periodo tinita. Una de sus más comunes denominaciones era “grande en fuerza”. También se le llamó Nubety, que significa “El de la Ciudad del Oro”, en referencia a Nubt (Kom Ombo).

Publicidad

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*